Los claveles del aire invaden la ciudad, ¡aunque no los veamos!

Estas plantas, llamadas plantas de aire o claveles de aire, ya son parte del paisaje urbano de muchas ciudades, aunque muchas veces pasen desapercibidas porque se encuentran el lugares recónditos, tales como entre los árboles, en los cables de electricidad o en algunos balcones.

claveles de aire sobre un cable de electricidad
Plantas de aire colgados de un cable de electricidad.

Los claveles del aire son especies epífitas, lo que quiere decir que viven junto con otras plantas, por ejemplo en la cima de los árboles. En zonas urbanas, sin embargo, viven encima de cables, techos, alambres o cualquier superficie que les pueda servir de sujeción, ya que no tienen raíces y viven simplemente «del aire».

tillandsias cuelgan de balcones
Múltiples Tillandsias formando bolas gigantes que adornan los balcones de muchas casas.

Estas curiosas plantas vivas que no necesitan tierra son de la familia de las bromelias. El agua y los nutrientes los absorben a través de las hojas y poseen unos pelitos especiales llamados tricomas, para poder absorber polvo atmosférico y de esa manera coger los nutrientes necesarios.

Es importante saber que los claveles del aire no dañan a las especies con las que viven, sino que las utilizan solo como sujeción.

¿Cómo crecen? Una vez que la semilla es germinada, es transportada por el viento y se apoya en cualquier superficie rugosa. Por eso, los árboles que tienen cortezas rugosas y ramas horizontales son las que tienden a tener más carga de clavel del aire. El hecho de que también aparezcan en los cables se debe a que como las semillas son atraídas por la carga electrostática, se quedan allí para después germinar.

Cada vez más se ven estas especies en las ciudades, pero no hay que temerlas, ¡no son dañinas ni para el medioambiente ni para las otras especies de plantas! Nos demuestran que la naturaleza y las ciudades se van amalgamando y van haciendo un paisaje con más biodiversidad. No hay nada malo en los claveles del aire.

Deja una respuesta